Radio Cultura

viernes, 16 de mayo de 2014

LA CARPA VILLERA

En la base del elegante obelisco, en el área de la Plaza de la República, personas marginadas de la sociedad, armaron la Carpa Villera, título que no requiere definición. 
Familias con niños, jóvenes y mayores se establecieron hace dos semanas reclamando la urbanización de las villas que, en parte, están establecidas en límites con la provincia de Buenos Aires. Desde antes de establecerse, reclamaron vanamente que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires aplique la ley de urbanización de las villas. 
Los fundamentos de esas personas son incuestionables: no solo reclaman lo legal sino integrarse a la sociedad. Y en esto último debe estar la cuestión para algunos grupos sociales que viven en el vértice: ¿Cómo sumar a marginados, a personas sin formación? Es posible que el macrismo piense con  esos contenidos, aunque haya votado la ley, evitando evidenciar su exclusión clasista. 
Jeannet, una joven trabajadora y estudiante, que habita en un pasillo entre paredes semi derrumbadas, fue clara y terminante en un reportaje que hoy le hizo Radio Nacional, en el programa del colega Mario Wanfield. Detalló cómo viven (sobreviven) y las gestiones sin respuesta que hacen ante el gobierno de la ciudad. Cuando esa virtual tapera se inunda, toman sus petates y rajan hacia donde pueden o hay refugios temporarios. 
Quienes votaron la ley, oficialistas u opositores, no muestran interés en realizar la ley de urbanización. Sus conciencias quedaron congeladas en la sanción de la norma pero no en su aplicación.  
¿Habrá creyentes entre los legisladores y funcionarios del gobierno porteño? 
¿Tocará en sus sentimientos, en sus conciencias, el reclamo de esas personas que se exhiben en el obelisco? ¿Y los no creyentes, como los izquierdistas, qué hacen? ¿O no hacen?, que tanto pregonan sobre la justicia social. ¿Y las iglesias? 
¿Qué sienten los funcionarios si pasan por la Plaza de la República, o no pasan?  
Mayo 2014. Canono Elorza 
  
Gracias por sumar tu opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario